Carlos Herran 1PeqEsta inteligencia sirve para manejar diferentes contingencias y potenciar las habilidades de sus equipos de trabajo.

La inteligencia emocional es la capacidad que tienen las personas de manejar su forma de actuar y sus sentimientos dentro del entorno en el que se desarrolla. El campo laboral no se escapa así de la necesidad de contar con ejecutivos capaces de liderar a sus equipos bajo esta habilidad.

Carlos Herrán, gerente general de Coasmedas, asegura que una persona que tiene inteligencia emocional es capaz de establecer un ambiente armónico, a pesar sus emociones. Lo que se traduce en un equilibrio en lo personal y laboral.
 
Según Herrán, la inteligencia emocional es importante en los ejecutivos porque tienen a su cargo todo un equipo de talento humano con el que, además de establecer una relación de trabajo, deben manejar diferentes contingencias y potenciar sus habilidades. “Solo así se obtienen resultados positivos y se alcanzan los objetivos planteados por la organización”.

El ejecutivo aplica la inteligencia emocional con su equipo de trabajo creando momentos y/o espacios para poder trabajar los sentimientos y emociones de los empleados. Esto con la finalidad de alinear objetivos comunes dentro de la organización.

“De esta manera, los trabajadores perciben un clima laboral bueno y se sienten motivados para realizar sus actividades, y desarrollarse de manera óptima en los diferentes campos de la vida”, expresa Herrán.

De igual manera, es vital el buen manejo en los momentos de crisis; se debe actuar con prudencia sin dejar que los sentimientos gobiernen la situación. Adicionalmente, no se puede permitir que se mezclen los asuntos personales con los profesionales.

Herrán añade que la inteligencia emocional se usa para establecer buenas y mejores relaciones, clima laboral, desarrollar personas y talentos, evitar los conflictos, y ser fuente de optimismo y motivación.

“Los ejecutivos deben ser líderes, y en esa medida es vital contar con personas que sepan manejar sus emociones y los ánimos de su equipo, pues solo así se pueden alcanzar los objetivos comunes a cabalidad”, aporta.

Eduardo Paredes Berrelleza, gerente de Recursos Humanos de Panduit, comenta que “a lo largo de mi experiencia profesional en recursos humanos he desvinculado ejecutivos altamente competentes en términos de desempeño, sin embargo, con un inadecuado manejo de emociones que han puesto en riesgo la estabilidad, integridad y valores de las compañías donde he laborado. Me pregunté: ¿por qué estas personas tan competentes actúan de tal manera si aparentemente son una pieza clave para el éxito de la organización? La respuesta es inteligencia emocional”.
 
Fuente: Portafolio.co 

acoopfogaconfsupercoopequidadverdecoopava

admin • Copyright © 2016 Diseñado web marcapublicidad.co